Bienvenidos al Blog de www.kukasworld.com
La Tienda favorita de Ropa y Accesorios para Perritos con Personalidad.

Perfil psicológico de un Maltratador de Animales

26 ene. 2009

Aunque habitualmente dedicamos nuestro Blog a los temas más agradables del mundo de nuestras queridas mascotas, hoy quiero hablarte sobre un tema especialmente serio y delicado. Un tema sobre el que creo que TODOS deberíamos saber más: el maltrato a los animales.

Pero no voy a darte datos acerca de cuántos animales se abandonan y/o maltratan en nuestro país, ni cuán abominables, crueles y despreciables me parecen estos actos.
Me quedaría corta en palabras.

Voy a contarte cómo es un maltratador de animales, cómo piensa y lo peligroso que puede ser para todos nosotros. Sí, peligroso para nosotros los humanos, o para cualquier ser vivo.

Perfil Psicológico de un Maltratador

Existe una conexión psicológica totalmente directa entre crueldad animal y violencia humana.

Casi un cuarto de todos los casos de crueldad animal intencional siempre involucran también alguna forma de violencia familiar y estas personas tienen el triple de posibilidades de cometer delitos violentos.
Te doy cifras:

- El 21% de los maltratadores de animales, también ejercen violencia doméstica.
- El 13% de estos abusadores, maltratan a su pareja obligándola a ver la crueldad que ejercen hacia los animales.
- El 1% involucra abuso a adultos mayores. El perpetrador abusa de la víctima mayor y lo obliga a observar la crueldad hacia el animal.
- El 60% de niños abusados por sus familias tienen en su historia familiar animales maltratados.
- El 71% de mujeres golpeadas reportan también heridas por golpes en sus animales.
- El 75% de los incidentes ocurren en presencia de los niños.
- El 31% de los abusos intencionales a animales es cometido por menores de 18 años.
- El 21% de los casos de abuso animal intencional envuelve violencia doméstica y abuso a niños o ancianos.
- El 70% de los que abusan de animales tiene mas tarde otra historia criminal.
- El 61,5% de los abusadores de animales también han cometido un asalto.
- El 17% han cometido abuso sexual.

En gran parte, los estudios basados en el abuso animal y criminología adulta, demuestran que las primeras instancias de crueldad hacia los animales tienen lugar temprano en la vida del maltratador. Según la antropóloga Margaret Mead "Una de las cosas más peligrosas que le pueden pasar a un niño es matar o torturar a un animal y salirse con la suya".

Casi todos los niños atraviesan una etapa de crueldad "inocente", en la cual pueden lastimar insectos u otros animales pequeños en el proceso de explorar el mundo y descubrir sus habilidades.
Sin embargo, la mayoría de los niños, con la guía adecuada de sus padres y maestros, se tornan sensibles al hecho de que los animales pueden sentir dolor y sufrir.
Algunos, sin embargo, parecen quedarse encerrados en este patrón de crueldad que puede durar toda la vida.

¿Quiénes son las víctimas de los maltratadores de animales?
Las mascotas son los blancos más comunes de maltrato animal, con datos de crueldad hacia los perros (con el 76%) mucho más frecuente que la crueldad registrada contra gatos (el 19%). Según estudios, los datos son los siguientes:

- El 76% de los casos involucra animales de compañía.
- El 12% de los casos involucra animales de granja.
- El 7% de los casos involucra animales silvestres.
- El 5% de los casos involucra múltiples tipos de animales.

¿Qué tipo de abuso ejercen los maltratadores sobre los animales?
Más del 57% de los casos se caracterizan por abuso intencional o tortura, el 31% involucra negligencia extrema incluyendo hambruna y falta de cuidados, y el 12% comprende tanto la negligencia como el abuso.

En casos de crueldad animal intencional, las ofensas más comunes son balear, pegar, patear, acuchillar, tirar, quemar, ahogar, colgar, envenenar, abusar sexualmente y/o mutilar a los animales.


Pero vayamos más a fondo ...
Según Kim Bartlett, editora de ANIMAL PEOPLE, existen tres grados que pueden ser ilustrativos para establecer prioridades, diviendo a los abusadores y explotadores de animales en las categorías usadas para definir los grados de homicidio:

- Los delincuentes de 1º grado son aquellos que demuestran un deliberado y premeditado interés en que los animales sufran antes de que los maten. En esta primera categoría se encuentran los actos del sadismo individual, las corridas de toros, las fiestas estilo español para mutilar y matar animales, la tortura coreana de matar perros y gatos para el realce hormonal que se supone tiene su carne, las peleas de perros y gallos, etc.

- Los delincuentes de 2º grado utilizan y matan animales de maneras que parecen diseñadas para causar daño corporal, dolor y sufrimiento severos, pero cuyo objetivo no es el sufrimiento animal. En este punto se encuentran la mayoría de los cazadores y tramperos, granjeros de animales de piel, productores de paté de foie gras y productores de huevos que practican la muda de plumas forzada.

- Los delincuentes de 3º grado matan animales, pero el sufrimiento es fortuito. Puede ser discutido razonablemente que los perpetradores no desean causar el sufrimiento, y lo eliminarían o reducirían al mínimo si tuvieran una alternativa fácil a los métodos que causan dolor y angustia. En esta categoría cae la industria de animales: productores de carne, productores de huevos (con excepción de los que practican la muda de plumas forzada), la mayoría de los investigadores biomédicos (aunque cierta experimentación caería en el 2º grado y un porcentaje muy pequeño en el 1º grado), y por último, el control animal mediante la muerte.

Los delincuentes de 1º grado generalmente no se detendrán voluntariamente. Deben ser forzados a parar por la modificación de la escala de valores sociales o haciendo cumplir leyes exigentes contra la crueldad.
Es decir, sólo nuestro nuestro repudio y rechazo social puede detenerlos, así como el desarrollo de leyes mucho más estrictas sobre el tema.

Los delincuentes de 3º grado pueden ser reformados mediante la educación. En tanto que los delincuentes de 2º grado pueden caer en uno u otro caso.

Ahora bien ... ¿hasta qué punto somos cómplices silenciosos de la tortura y maltrato a los animales? ¿Es coherente llenar de mimos y cuidados a la mascota de casa y luego asistir a una corrida de toros? ¿Tiene sentido declararse amante de los animales y ver la caza como algo perfectamente normal?

Piénsalo ...

Si te ha gustado el post, suscríbete a nuestro blog.



KUKA´S WORLD - www.kukasworld.com

Enlázanos!

¡Gracias por Visitarnos!

Sassy Bookmarks byLatest Hack