Bienvenidos al Blog de www.kukasworld.com
La Tienda favorita de Ropa y Accesorios para Perritos con Personalidad.

Consejos para bañar a tu Perro

27 de mar. de 2009

Bañar a un perro es una tarea de lo más fácil ... ¿verdad?
Simplemente abres la ducha y lo llamas para que entre al baño.
Tu perrito viene corriendo felíz y encantado de disfrutar de nuevo de un agradable baño y por eso se queda perfectamente quieto mientras le aplicas el champú y lo enjuagas.
Una vez que acabas, tu perrito sale con cuidado de la ducha y sin sacurdirse para no salpicar ni una gotita de agua en tu baño. Luego se queda quieto, feliz y predispuesto para que lo seques con el secador y lo cepilles para desenredar todos los nudos.

¿Verdad que es un SUEÑO? JA-JA-JA!

Volvamos a la realidad.
Bañar a una mascota no es una tarea sencilla y puede convertirse en una dura batalla con tu perrito si no sigues una serie de pautas.
Es por esto que muchas personas se cuestionan acerca de la frecuencia con que deben bañar a su perro para evitar en lo posible pasar por este "duro trámite". Sin embargo el baño de tu perro es un proceso imprescindible para mantenerlo felíz, saludable ... y limpio!

Pero ... ¿cada cuanto tiempo tengo que bañar a mi perro?

Los baños deben ser regulares pero no de forma muy continuada, ya que esto puede disminuir las defensas que el animal posee en la piel, reducir la grasa que proporciona al pelo la lubricación, la sedosidad y así evitar el resecamiento de la piel y, en consecuencia, la aparición de caspa.

También es perjudicial bañar al perro con excesiva frecuencia porque la humedad permanece en el animal durante dos o tres días, aunque se lo haya secado con cuidado. Eso sí, si se baña regularmente en el agua del mar habrá que ducharlo cada dos o tres días.

De manera general podemos decir que un baño quincenal es suficiente para un perrito que vive en el exterior de una casa. Un perro que vive en el interior puede ser bañado cada 2 o 3 semanas sin problemas. Es bastante habitual que algunas razas miniatura y pequeñas (Yorkshires Terriers, Chihuahuas, Malteses, etc.) incluso compartan la cama y el sofá con sus dueños ... no hay ningún problema en ello! Sólo te recomiendo en estos casos que aumentes la frecuencia del baño a 1 vez por semana.

Pasos a seguir en el baño de tu perro

1. Cepilla y peina al perrito antes de meterlo en la bañera.

2. Controla que la temperatura del agua esté tibia.

3. Aplica el champú por el lomo, distribúyendolo por todo el pelaje y extendiéndolo hasta las patas y su colita. Frota hasta formar espuma y masajéalo suavemente a contrapelo para favorecer el desprendimiento de células muertas.
Presta especial atención en esta parte del procedimiento a la zona de la colita, los genitales y las patas para asegurarte de eliminar la suciedad acumulada.

4. Deja la cabecita para el final. Moja suavemente su cara y aplica un poco de champú en la palma de tu mano. Enjabona la cabeza del animal con cuidado, extremando las precauciones para evitar la espuma en la zona de los ojos, oídos y boca. Puedes utilizar bolitas de algodón para tapar sus oídos y evitar que les entre agua.

5. Enjuaga a tu perrito echándole agua de adelante hacia atrás. Esta es una de las fases más importantes del baño y conviene realizarla a conciencia, porque muchos perros sufren transtornos en la piel y problemas dermatológicos importantes, debido a los restos de champú que les dejan sus dueños al bañarlos.

6. En las razas de pelo largo, existe un paso más: el uso del acondicionador, el cual también deberá ser enjuagado perfectamente a fin de que no queden restos del producto en el pelaje del animal.

Después del baño
7. Una vez que el pelo está completamente enjuagado, escurre el exceso de agua y seca a tu perrito con una toalla, prestando especial atención a la cara, ojos, orejas, los pliegues cutáneos y entre los dedos de las patas. Utiliza la toalla acariciándolo, sin frotar, y siempre en sentido descendente para evitar los rizos.

8. También es muy conveniente acostumbrar al animal al secador de pelo desde pequeño, ya que es el medio más eficaz y rápido, evitando que la humedad persista durante demasiado tiempo. Utiliza el secador de pelo en una temperatura tibia y no dirijas el aire directamente a la piel, ni lo mantengas estático en un solo punto ya que podrías ocasionarle quemaduras. El secado es muy importante para evitar problemas en la piel, como las infecciones por hongos y bacterias.

9. Para completar todo el proceso hay que proceder a peinar y cepillar al perro. Dependiendo del tipo de pelaje del animal este cepillado deberá ser más o menos duradero y exhaustivo.

10. Y el último detalle: un poquito de perfume para perros ... puf! puf! Y ya está!
Perrito limpio ... perrito guapo ... y perrito felíz!

¿Quieres que te muestre las toallas para perros que podrás encontrar en KUKA´S WORLD?
Aquí te las muestro!

Toalla Albornoz para Perro Square

Tan prácticas como adorables ... disponibles en color Rosa & Celeste.







Toalla Albornoz para Perro Oval

Divertida y adorable Toalla Albornoz de Baño para Perritos que odian pasar frío al salir de la ducha!!! Son simplemente ADORABLES! También disponibles en color Rosa & Celeste.








¡Ya no tienes excusas! Con paciencia, cariño y siguiendo los consejos que te brindamos, lograrás transformar el baño de tu mascota en un momento agradable para ambos!

Si te ha gustado el post, suscríbete a nuestro blog.



KUKA´S WORLD - www.kukasworld.com

Enlázanos!

¡Gracias por Visitarnos!

Sassy Bookmarks byLatest Hack