Bienvenidos al Blog de www.kukasworld.com
La Tienda favorita de Ropa y Accesorios para Perritos con Personalidad.

La Educación Canina

27 jul. 2009

Hola queridos amigos y amigas de Kuka´s World!!!!!!!!!!!

Después de tantos días de ausencia aquí estamos nuevamente y con todas las pilas puestas!!! Como sabéis (para los que no viven en España) estamos en pleno veranito y tras unos geniales días de vacaciones volvemos a la carga llenos de ilusión, novedades y sorpresas que os dejarán ALUCINADOS en este próximo semestre.

Y es que de ninguna manera podíamos olvidarnos de vosotros y aún en vacaciones ya hemos estado trabajando en nuestras próximas colecciones para la nueva temporada Otoño-Invierno 2009 - 2010!!!!!!!!!!!

No os puedo adelantar nada todavía porque es una SORPRESA y todo estará listo para el lanzamiento los primeros días de septiembre, pero os puedo asegurar que OS VAN A ENCANTAR nuestros nuevos modelos de ropa, accesorios, complementos y artículos para vuestras queridas mascotas.

Son simplemente MARAVILLOSOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Ya lo veréis con vuestros propios ojos, jeje!!!

Así que hoy retomamos nuestro blog y de una manera muy especial, porque quiero que conozcáis a un excelente profesional.

Os voy a presentar a Jordi Vázquez, director de www.perroeducado.com y educador canino a domicilio.

Jordi cuenta con una experiencia de más de 6 años como educador canino y hoy ha tenido la gran amabilidad de compartir con nosotros un artículo especialmente dedicado a los principios básicos para la educación canina en general, incidiendo en las razas pequeñas.

Aquí os dejo con él ... y a disfrutarlo!!!!


EDUCACIÓN CANINA
Por Jordi Vázquez



Lo que vais a leer está basado en los seis años de experiencia que tengo educando todo tipo de razas y problemas, acudiendo al domicilio del propietario.
Es muy importante la educación a domicilio para poder detectar cuál es el verdadero problema que se presenta. Es básico conocer al perro y a las personas que le rodean, así como el entorno.

Cuando recibo una llamada intento obtener toda la información posible para poder atender en condiciones óptimas al propietario y establecer un plan de trabajo y así poder empezar a tratar el perro.

Pero es muy posible que haya datos que el cliente pasa por alto o no le da la importancia suficiente como para entender porqué el perro actúa de aquella manera. Ya sea por desconocimiento o por querer ocultar que el perro tiene de veras un problema de conducta severo (muchas veces por vergüenza).

De esa forma no se estaría trabajando bien la educación del perro, por lo cual hay que visitar el domicilio y pedir que lo saquen a pasear acompañándoles para poder ver como interactúa tanto en casa como en el exterior, con las demás personas y con los otros perros.

Por lo pronto me gustaría desmitificar un par de asuntos. Y son que a las razas pequeñas no les hace falta salir a la calle a pasear porque en casa ya tienen espacio suficiente y segundo, que todos los perros de raza pequeña son unos histéricos que van mordiendo a todo el mundo.

Los perros, si no los tuviéramos viviendo en las ciudades, estarían viviendo en las montañas. Corriendo de un lado a otro, cazando, estableciendo sus territorios y criando a sus familias.
El caso es que los hemos trasladado a las ciudades a vivir en nuestros pisos o casas, y para ello deben conocer donde viven y lo que les rodea.

Para empezar, el perro tiene que estar los dos primeros meses de vida con su madre y hermanos y después pasar a nuestras manos. Es ahí cuando empieza nuestro papel, justo cuando adquirimos al perro y lo llevamos a casa.
Desde ese momento, la llegada a casa debe estar preparada, debe ser lo más agradable posible para el perro ya que se le acaba de retirar de su familia y entorno conocido.

Tiene que estar todo a punto, sus utensilios para comer, su lugar de descanso (que quizás luego él mismo escogerá), sus juguetes, todo lo de su aseo y limpieza, su correa y collar o arnés, etc…

Os preguntaréis porqué explico todo esto. Pues bien, es para daros a entender que el carácter del perro tiene dos factores muy importantes, que son los genes que haya obtenido del nacimiento de sus progenitores y antecesores, y el entorno que le rodea.

Es por eso que el perro tiene que salir a la calle, el lugar donde va a vivir. Necesita paseos ricos en estímulos como coches y demás vehículos, ruidos de ciudad (muchísimos), otros perros, niños, carritos de compra, paraguas, muletas, sillas de ruedas, y un larguísimo etc.

Antes de tener todas las vacunas, el perro ya puede salir a la calle para poder ir acostumbrándose a todos esos estímulos. Es MUY importante que no olfatee orines o defecaciones de otros perros y pueda coger algún virus o bacteria.

Para ello lo podemos llevar en brazos o en bolsos adecuadas para este fin. Si lo llevamos en brazos es muy importante que las patas no le cuelguen. Esto es porque el perro necesita tener contacto con algo firme para no tener miedo, no pueden estar en volandas.

Una vez que tiene todas las vacunas ya debe ir andando, y digo DEBE, porque no es adecuado llevar siempre al perro en brazos si se quiere evitar posibles problemas de conducta. Pasada esa etapa, como ya le habremos acostumbrado a todo lo que significa vivir en ciudad, es el momento de que lo viva desde el suelo y no desde las alturas. El perro es un animal de cuatro patas y se traslada andando, hacerlo de otra manera va en contra de su naturaleza.

Por supuesto habrá perros que irán siempre en brazos y no presentarán problemas conductuales, pero son los mínimos.
El perro que va siempre en brazos no ha aprendido a ver lo que le rodea desde el suelo, y eso le supera y entra en miedo. Ese es el principal motivo, a parte de no salir a pasear, por el que el perro ladrará e intentará echar de su lado todo lo que se le acerque. Es una reacción ante estímulos que le suponen una amenaza.

Un ejemplo claro se presenta cuando el guía, (no me gusta usar la palabra propietario), va andando con su perrito y ve un perro de gran tamaño que se acerca. La persona se asusta y coge al perro y lo alza en brazos.

Ese acto hace poner en alerta al perrito y le da a entender que los perros de gran tamaño, en ese caso, son un peligro y hay que huir. Hay que tener en cuenta que nosotros somos la gran referencia de los perros, y si mostramos miedo, ellos lo tendrán.

Por todo ello, si queremos tener un perro equilibrado y sin problemas de conducta ni miedos, debemos sacarles a pasear cada día un mínimo de tres paseos como os he indicado (rico en estímulos). El paseo debe tener una duración mínima de unos 25 minutos para que le de tiempo de ejercitarse, gastar la energía diaria acumulada, hacer sus necesidades y relacionarse con perros y personas.

Y todo esto con cualquier tipo de raza, grandes, medianos y pequeños. Si todo el mundo hiciera esto no habría tantos problemas conductuales ni noticias de mordidas a nadie.

La relación que tenga el perro con sus guías tanto en casa como en la calle es básica. Es muy importante que el perro tenga límites, sepa jugar adecuadamente (sin mordernos), quedarse solo en casa, evacuar en la calle, etc…

Con la educación obtenemos un perro que se sabe comportar en cualquier lugar y ante todos los estímulos. Nos lo podremos llevar a pasear a todos los sitios, ir de tiendas, a comer en lugares que los acepten, en transportes públicos (en su bolso diseñado para ello), de vacaciones. En fin, que nos pueden acompañar como uno más de la familia.

También se les enseña a sentarse, tumbarse, quedarse quietos, acudir a la llamada y no bajar de los bordillos principalmente, con el fin de tener un perro que no actúa por impulso y que sabe lo que se puede hacer y lo que no. Será un perro mucho más tranquilo y todo el mundo disfrutará de los paseos, tanto los guías como los perros y todos los que os rodeen.


Un perro que sea equilibrado y esté educado, no ladrará al quedarse solo, al oír ruidos de la escalera o ascensores o interfonos, al recibir desconocidos, no mendigará al lado de la mesa, andará tranquilo por la calle, etc…

El perro que tira de la correa por el motivo que sea y se va cruzando de lado continuamente, no está tranquilo, y por ello, todos los estímulos con los que se cruza le superan, no los ve con calma, y por ello es muy fácil que responda de manera negativa.

Además muchos de ellos sufren problemas de garganta por la resistencia que hace el collar en el cuello o lesiones en las patas o en la columna por la postura que adquieren al tirar del arnés.

Por todo ello es porque recomiendo una buena educación desde la misma llegada al hogar. En el inicio orientar adecuadamente al animal para evitar que adquiera conductas negativas y posteriormente enseñarle todos los pasos necesarios para obtener un perro equilibrado.
Un tiempo dedicado a ellos nada más adquirirlo será vuestra gran labor para disfrutar de ellos el resto de su vida con calma.

Me gustaría remarcar que, excepto en casos claros, no es el perro el culpable de la conducta presentada, si no del guía. En definitiva el perro hará en toda su vida lo que se le enseñe o se le permita hacer. Eso no quiere decir que las personas enseñen mal a propósito al perro, si no que por desconocimiento no se corrigen adecuadamente las malas conductas y no se orienta bien al perro a lo que debe hacer.

Cualquier persona puede adquirir un perro en un criador, en una tienda, en alguna protectora o de algún particular. La cuestión es que nadie prepara al futuro guía, nadie da una información de qué hacer con el perro una vez se lo lleva a casa, ni cómo educarlo.

Para eso estamos los profesionales de la educación canina, para ayudaros a solucionar los problemas que puedan presentar vuestros perros.
Si tenéis un perro que presenta problemas de conducta no dudéis en consultar, veréis que no es tan difícil reorientar al animal y obtener un perro educado.



Jordi Vázquez - www.perroeducado.com

KUKA´S WORLD - www.kukasworld.com

Enlázanos!

¡Gracias por Visitarnos!

Sassy Bookmarks byLatest Hack